Hace ya más de 4 años que conocí a mi Llama Gemela en persona y hoy repasaba en mi mente ese encuentro. Alguien me preguntó cómo se sintió conocer a mi Llama Gemela, cómo sé que él es mi Llama Gemela y si me fie de señales para reconocerle. Esto fue lo que respondí:

«Mi Llama se sintió siempre como mi hogar. Es donde puedo estar a salvo y segura siempre. No hay nadie mejor para mí. Es donde puedo ser yo misma y expresarme de forma auténtica sin esconder partes de mí, sin ceder, sin reprimirme para encajar con él. Alguien que me hace ser mejor cada día y superarme y que me acompaña en mi crecimiento desde la admiración y el respeto. Y sí, yo sí que estoy profundamente enamorada de mi Llama Gemela. Y a más me amo yo, más profundizo en el amor con él.

No me fie de señales ni de sincronicidades. Las señales pueden aparecer con Falsas Llamas y kármicos. Yo tuve una sensación de paz y calma cuando lo vi por primera vez. No eran nervios, ni conexión increíble, ni mariposas en el estómago, ni electricidad o química. Fue algo completamente distinto. Era calidez y tibieza, alivio de encontrarle al fin. Como si siempre lo hubiera estado buscando y anhelando. Y tuve mucho que sanar hasta llegar aquí. Sacó muchas heridas en mí, dolor, lágrimas cuando venían los reflejos y con las herramientas de esta comunidad, lo fui reconociendo en mi corazón una vez más. Somos Uno. Estamos alineados. Ya no hay bloqueos que me digan que no es mi Llama. Hay certeza en mi corazón de que lo es.»
Sé que mucha gente se pregunta si la persona que tienen delante es o no su verdadera Llama Gemela y cómo pueden estar seguros. Buscan la respuesta rápida, porque quieren saber si merece la pena recorrer el camino. Eso nunca funciona. Sólo encontrarás más incertidumbre y frustración.
Si de verdad quieres reconocer a esa persona tienes que trabajar en ti mismo. El trabajo interno que conlleva el camino no puede ser ignorado. Veo a muchas personas pasar años, incluso décadas con una persona en mente que creen que es su Llama Gemela, pero cuando te cuentan su historia te das cuenta de que por dentro no se sienten seguras, no se aman, aceptan maltrato verbal o abuso de alguna forma, sus «supuestas Llamas» se aprovechan de ellas ya sea de forma económica, emocional o física. Siguen «enganchadas» a esa persona durante años, porque «es su Llama Gemela» y creen que tienen que aceptar todo de ellos, al fin y al cabo parece que encontrar a una Llama Gemela sólo pasa una vez en la vida y es un fenómeno muy raro.
Lo cierto es que detrás de todo eso hay mucha confusión e ideas erróneas. Sólo en Twin Flames Universe encontré la verdad. Yo también entré en la comunidad llena de dudas. En mi corazón sólo sabía que amaba a esa persona y que no había forma de estar con él. Al menos que yo supiera. Cuando encontré que ya había un camino trazado y que sólo tenía que recorrerlo no me lo pensé dos veces. Fui con todo lo que soy. Invertí en las Enseñanzas de Unión y en poco más de un año ya era Coach Certificada de Ascensión y estaba ayudando a otros en su viaje de Llamas Gemelas.
Tu Llama es tu espejo. Sí, has leído bien, tu espejo. Te reflejará todo lo que esté desalineado con el amor en ti, eso incluye creencias, heridas, patrones de comportamiento, miedos, etc. No viene a ti con el propósito de hacerte daño, sino para que sanes en ti todo lo que no es amor y que cargas en tu consciencia. Viene a enseñarte cómo amarte de nuevo. Y al amarte más y más, amarás más a tu Llama Gemela y tu Llama reflejará ese amor de vuelta en ti. Esa es su función. Tu Llama Gemela viene a enseñarte el verdadero amor incondicional, el amor de Dios, el camino de vuelta a casa hacia la verdad, hacia el amor, hacia la Fuente de toda Creación. Viene a encaminarte hacia tu Ascensión.